Envío y devoluciones gratuitas. Entrega en 7 días laborales.

¿Por qué necesito un cargador para mi vehículo eléctrico?

¿En pocas palabras? Cargar tu VE con un cargador es más seguro, rápido y económico. Más seguro, porque el cargador es inteligente y controlará el flujo de energía a través del cable. Rápido, porque la carga con un cargador es aproximadamente ocho veces más rápida que solo con un cable conectado a la red de suministro eléctrico. Y por último, pero no menos económico, porque puedes cargar el coche en las horas valle con menos demanda, en las que la tarifa eléctrica es más barata en algunos países.

 

A lo seguro

Podrías pensar que basta con coger un cable de conexión, enchufar un extremo al coche y el otro a una toma de corriente, ¿verdad? Bueno, pues ahí hay que decir que eso no es tan fácil. Una batería de coche conectada directamente a la red de suministro eléctrico podría utilizar toda la electricidad que necesita la casa. ¿Alguna vez has usado un secador de pelo durante 10 horas? Porque ese es el aproximadamente el tiempo que necesitan las baterías de la mayoría de coches VE para cargarse completamente. Los cables pueden recalentarse mucho cuanto más tiempo fluya la corriente a través de ellos. Es por eso que la conexión directa del coche a la red de suministro eléctrico del hogar con un cable de carga denominado Modo 1 está prohibida por razones de seguridad.

La mayoría de coches eléctricos actuales incorporan un cable de carga Modo 2, un cable sencillo pero que incluye un dispositivo que detendrá la carga en caso de emergencia. Puedes conectarlo directamente a la red de suministro eléctrico y es válido para cualquier tipo de conector de carga de coche. Aun así, esta no es la forma más segura de cargar porque es una conexión directa a la red de suministro eléctrico y, si se carga durante mucho tiempo, puede acarrear los mismos malos efectos que con un cable Modo 1. ¿Recuerdas ese ejemplo con el secador de pelo funcionando durante diez horas? Y hay otro factor importante: Solo puedes cargar el vehículo a una velocidad muy lenta.

Acelera el proceso

¡Cargar el coche con un cargador inteligente es unas diez veces más rápido que cargarlo con un simple cable! La mayoría de los cargadores y estaciones de carga públicas ofrecen hasta 22 kW, mientras que una toma de corriente convencional como las que tienes en casa solo pueden ofrecer hasta 3,7 kW, aunque 2,3 kW es el máximo recomendado. La rapidez con la que puedes cargar tu coche depende al final de la capacidad de batería del vehículo y de la potencia de carga real disponible.

Gestiona la carga

Si cargas el coche con un cargador Wallbox podrás gestionar la carga mediante una fácil aplicación y desde tu teléfono móvil. Te dirá cuando tienes el coche completamente cargado, te permitirá ajustar la velocidad a la que quieres cargar y dispondrás de un programador integrado para empezar a cargar por la noche cuando la electricidad sea más barata.

Ahorra dinero

Usando un sistema de carga inteligente, ahorras dinero en el mismo momento porque puedes cargar el coche cuando las tarifas de electricidad son más bajas. Las empresas suministradoras tratan de nivelar los picos de demanda cuando muchas personas consumen electricidad, como cuando regresan a casa del trabajo por la noche. Por lo tanto, la electricidad suele ser más barata más tarde por la noche o más temprano por la mañana, por lo que esas serán las horas en las que podrás ahorrar dinero. Esto se debe a que estas son las horas habituales de poca actividad cuando no hay tanta gente que consume electricidad. Con un simple clic en tu teléfono, podrás decirle al cargador cuándo debe empezar a cargar el coche.

Sobre nosotros

¿Quieres saber más sobre Wallbox?